28 ago. 2009

Yo o ninguna

Para Morinakemi

Se levanta como si nada, todavía escucha retumbar su respiración agitada en el momento de:

Horas antes tenía todo planificado. Escuchaba a Cake: Short skirt and long jacket, luego pasaba a la versión de los mismos de I will survive. Se miraba al espejo y cantaba la canción para su reflejo, disimulando, como si no fuese ella misma.

Cantaba, se miraba, se mandaba besos y pensaba obscenidades y en las horas venideras. Se repetía la misma frase...

Llegó puntual, -como siempre- 9:15 de la noche, noche de verano, entonces llevaba un vestido ligero, que sabía que a él le encantaba.

Un vino, blanco o tinto, lo mismo da. Champiñones rellenos con albahaca y ajo picado, cocidos en mantequilla y rebosados en aceite de oliva.

“Es solo el entremés” –pensaba-

Cena: salmón al horno con crema de leche, cebollín picado a punto y arvejas en vinagre, decorado con queso parmesano y de acompañamiento papas cocidas al horno, de esas pequeñitas tan lindas, conservando la cáscara. Arroz con azafrán, y tomates deshidratados de la sección “Mi Bela Italia” del supermercado.

Llega, se saca el abrigo “pero si no hace frío afuera” –medita-.

Se acerca a sus labios tibios, le da un beso largo y suave, siente el olor a horas de trabajo en la oficina, típico de enclaustramiento empresarial; ella, en cambio, huele a limón y a especias, trae en el pelo un moño desordenado, coronado con un palillo chino.

¡Música! Importante, comienza con Andrea Bochielli, sabe que le gusta, estira las piernas y cruza los brazos por detrás de la nunca, ella solamente lo contempla.

Tres copas de vino después y casi todo el disco de Bochielli, se sientan a comer. El vino no le gusta a ella, por eso no lo acompaña, sin embargo, descorcha una nueva botella para la cena. Vino blanco, toma una copa esta vez.

Comienzan con los jugosos champiñones, ella los muerde, el aceite y el ajo resbalan por la comisura de sus labios, sabe que a él le excita.

Con el salmón no ha sido distinto, está en su punto y sabe delicioso, él la mira, rememora la semana anterior cuando le prometió –una vez más- que dejaría a su esposa.

“Por ti, por toda tu humanidad, es que no hay un par de piernas como las tuyas, no hay una lengua como la tuya, no he tocado tetas más exquisitas que las tuyas”

Aja.

¿Postre? –Pregunta-

Tú eres mi postre. –Responde-

Se retiran al dormitorio, donde las paredes curiosas esperan el embiste. Ella se encierra en el baño, él se acomoda en la cama. Cinco minutos después, ella sale vestida como una diosa sado, corsé y calzones negros, medias de red hasta los muslos, donde se juntan con el liguero plateado que a él tanto le gusta. Tacos altísimos, gargantilla de cuero, el látigo y el infaltable antifaz.

Desfila para él, sabe que está embelesado, esa mujer lo vuelve loco.

Ella, desafiante se acerca y roza sus labios con su pecho y sube a sus labios, los lame apenas, lo desviste poco a poco, dejándolo solamente con los bóxers.

Una vez concluido el rito, lo esposa; muñecas y pantorrillas a la cama de fierro antigua; se monta en él y se mueve emulando penetración con gemidos y jadeos, él no da más, realmente la desea.

Te amo –dice ella-

Y yo a ti –responde él-

¿Cuándo vas a ser sólo mío? –Indaga ella-

No hablemos de eso, ¡sé mi perra! –Reclama él-

Se levanta como si nada, todavía escucha retumbar su respiración agitada en el momento de:

Me siento mal, suéltame –pide él-

Ella se quita el antifaz, se quita el corsé y el calzón. Desnuda como está se encierra en el baño y se escucha un abrir de llaves de agua.

¡Oye!, ¡ven y quítame esto!, ¡en serio me siento mal! –dice él, comenzando a vomitar-

Del baño solamente queda la tenue luz que sale por debajo de la puerta. Ella está instalada en la bañera, llorando sin llorar y caliente en su lecho.

-Gritos desesperados de la habitación-

“No importa ya. Nadie te escucha, y si lo hacen, no vienen hasta mañana” –reflexiona ella mientras toma la hoja de escalpelo número 11 que comprara esa tarde en la farmacia-.

Con no más de tres tajos en cada muñeca, hunde las mismas en el agua tibia y benévola. “Esto es rápido” –asegura-.

En la habitación contigua el hombre intenta gritar pero no puede, el vómito comienza a ahogarlo en serio, fosas nasales son ahora dos cascadas de espuma, sangre y vómito. Se mueve frenéticamente pero es inútil hacer algo, el paro cardio respiratorio es inminente y entre vómito, mierda y sadismo se ahoga en una nube de olor y de dolor.

Al mismo tiempo ella, en su subconsciente casi fuera del mundo se repite la frase que mascullara frente al espejo esa tarde: “te amo, te amo, pero ya basta; soy yo o ninguna”.

27 ago. 2009

Resúmen con estrellitas

Han pasado tantas cosas en estos últimos días que no sé ni por dónde comenzar. De hecho no comenzaré, porque sino nunca terminaría.

Todo esto de la Universidad se ha puesto horrible; debo aclarar que soy y seré un clavo en todo lo que hago -menos con lo que me apasiona-, por ende nunca he sido buena alumna ni en colegio ni en la U; hay 20 carreras que me persiguen; una semanita por acá, otra por allá..., me obligan pues, a cuestionarme porqué, porqué, porqué! Yo no quería, vos querías?

Estoy sumida en una suerte de masa de pan, esa que se pega a los dedos y no sale ni con agua! Mi naríz es la que sobrevive, pero mis extremidades, cuerpo, patas y entrañas, están hundidas..., bloqueo mental, -le dicen- tengo que hacer y leer tanto y yo aquí escribiendo un post por demás impublicable (pero que al final publicaré), y chateando con mi compañera de trabajo, -obvio, ella está haciendo lo suyo y yo no-. Snif..., es frustrante..., ni siquiera quiero pensar en qué me pone triste estos días porque me pongo a llorar como anoche y no paro.

Quiero salir de esta masa..., quiero que las mosquitas de la piña colada se manifiesten como "mariposas en vodka Absolut, no Stolichnaya (ese te manda a la mierda)" citando lo que un amigo a quien le importo me "dijo" hace unas horas... Gracias, Chabelo, ese mail no sólo me subió la moral, sino que me dieron más ganas de bajar música de Sonia Morales Shitt, mi parienta, sí.

Entonces, que las mariposas me lleven a una nube de vidrio, donde me pueda echar y ver tooodo lo que he hecho con mi vida hasta ahora y la inefable cuestión de: "yo no quería, y tu"?, desaparezca (o al menos se camufle detrás de las vaquitas).

Este post no es comentable, así que no se molesten..., es un simple desahogo por la pepa de durazno que atraviesa mi garganta por este instante, -agradezco a la pepa porque es la que evita que me rompa en siete llantos-. Soy una llorona, pero no quiero llorar ahora porque tengo mucho por leer, mucho por pensar, mucho por rumiar y mucho por cuestionar, además de delimitar, putear, evitar, golpear, matar y envenenar.



Adrián?? Ich vermisse dich.

Necesito alguien que me parche un poco y que limpie mi cabeza
Que cocine guisos de madre postres de abuela y torres de caramelo
Y que ponga tachuelas en mis zapatos para que me acuerde que voy caminando
Y que cuelgue mi mente de una soga hasta que se seque de problemas
Y me lleve...
Y que esté en mi cama viernes y domingo, para estar en su alma todos los demás días de mi vida...
Y que me quiera cuando estoy, cuando me voy, cuando me fui
Y que sepa servir el té besarme después y echar a reír
Y que conozca las palabras que jamás le voy a decir
Y que no le importe mi ropa..., si total me voy a desvestir... para amarala..., para amarlaaa..., uf se saben el resto.



Bueh, eso es todo, idiotas. Y que viva Sui Generis!!!!

24 ago. 2009

-

Y entonces lo he confirmado.






YO Y EL MUNDO NO SOMOS COMPATIBLES.






No, no estoy deprimida, y no, no estoy con la regla ni hormonal ni en drogas -ilegales y/o legales-



Solamente que no hay tal. Y el suicidio ahorita no se me antoja.
Quiero treparme a un árbol y comer columnas delgaditas de monos de sacrificio.
Quiero que de repente una piña colada caiga en mis manos y que dentro tenga mosquitas chiquitas -no larvas- pero sí mosquitas, y que al tomarlas vuelen en mi estómago y me hagan cosquillas.
Quiero tomar Coca-Cola sin pensar en el azúcar y en la celulitis acumulada, y que por mis orejas salgan tentáculos amarillos que sean comestibles.
Quiero -además- que Los Beatles me lleven en tren a Huautla de Jiménez y me inviten tequila, luego podríamos negociar sobre grabar juntos.


Quiero que la sensación desmoralizadora se vaya y que todos los perros sean felices. No es justo, no es justo. Los perros no.

20 ago. 2009

El Perrito

Todo pasó demasiado rápido..., intentaba no pensar y envolverme en las sábanas para estar caliente. Me movía de un lado al otro durmiendo con la mente despierta y el hilo de voz que empujaba mis dientes para poder manifestarse.

No, no hablaría y tampoco lloraría. Diecisiete litros litros del lagrimal derecho y doce del izquierdo, nunca me explicaron porqué lloro más de un ojo que del otro.
Escondía mi cabeza debajo de la almohada, esperando el inminente toc-toc. Tenía ganas de hacer pis, y tal vez de vomitar, pero no quería levantarme..., no fuera que los mounstros que habitan la oscuridad infinita que hay debajo de mi cama salieran y me comieran las rodillas.

Pasaban los minutos y las horas, me destapaba y tapaba, en realidad estaba haciendo mucho frío, pero cuando pensaba en tu cara, me llenaba de un calor incómodo; desde los pies hasta la frente! Un calor que comenzaba en los límites extremos de mi libido, y terminaba en los confines de la verguenza, del miedo, de la desolación.

Miraba mis pechos y automáticamente me ruborizaba por los besos y mordidas, y es que "yo no soy así"! -Te decía-.

Mi vientre, ja! Metía la panza para tener esa silueta de modelo, esa que tú imaginaras y fantasearas con besar.

Amabas mis hombros, yo también los amo, esa unión perfecta de clavículas con hombros (bah, saben a lo que me refiero), es exquisita. Tus hombros eran divinos también! Los mordí mucho, "pero es que yo no soy así" -te repetía-.

Me tapo hasta el cuello, un calorsito leve me recorre la espina y miro fijo al techo.




Toc-toc.



Si?
-Ya vamos, estás lista?
No.
-Quieres que entre a ayudarte?
No.
-Vamos, tienes que ser fuerte mi vida, luego te vas a arrepentir.
(Silencio)
-Vamos.
No.
-Entonces yo tampoco voy. Tus amigas están allá, vamos!
Para qué? Ya no quiero llorar.
-Puedo entrar?
No.
-Vamos, mierda, sabes que tienes que ir, si no vas por él ni por vos, entonces andá para disimular, mínimo, no?!
(Silencio)
-Y? Vamos?
Estoy buscando mis botas.



Una vez allá, se vislumbra una orgía de besos y abrazos, sentimientos encontrados..., "todo pasa por una razón"..., sí, sí.

Su madre se me acerca, me abraza y la abrazo, no hay palabras.

Vamos, estás enterrado. "Chao, amor" -pienso-.

No lloro, porque no te extraño. Bueno, sí, un poco.

Estás enterrado y todo ha acabado, yo quiero volver a mi cama de sol y dejar de pensar que estás a mi lado; igual qué me queda? Voy a terminar confesando? No, no lo creo, mi enfermedad está de mi lado y no hay mirones ni testigos declarados...

Hoy no me queda claro cuál de mis personalidades te eliminó. Mi egolatrismo? Mi egoismo? Mi histeria? Mis ataques de pasión repentinos? Uf, al final tenías que irte, no yo. No hay más cabida para más dolor y sentimiento de culpa; vos pisaste al perrito. Mi egolatrismo, egoismo, histeria o ataques de pasión, nada tienen que ver con tu: "trauma encefalocraneano" y mi muñeca rota, o los tres puntos externos que adornan hoy mi boca. Yo te dije: cuidado con el perrito!!


18 ago. 2009

Querido Wolfango: (cuatro)

Maldito Wolfango. Sé que vas a cagar de risa una vez que leas esta misiva, lo sé, porque te conozco y no, no intento hacer el "cambio de roles" que siempre sugieres.

¿Te has dado cuenta de todo el tiempo que no te he necesitado? ¡Increíble, lo sé!, por pura hueva, retumba en mis oíos (ojos, en todo caso), eso de: "no te emociones..., no puedes vivir sin mí" ché, eso ni siquiera es ético, huevón.

Ya sabrás por ella (espero) todo lo que ha acontecido, y si no lo sabes, pues, para eso te pago, así que vete modos para averiguar.

Ah, por cierto, te agradezco por los textos. No los he terminado, pero hoy me senté a leer un poco (los que me llamaban la atención), y pues sí, pendejo..., tienes razón sobre eso de la "HSGTNDB" (¿siglas en inglés?, huevo de cóndor, ya sabes a lo que me refiero).

Encuentro similitudes en todo lo que he leído hasta ahora, menos en lo de la psicopatía, no. Digo, capáz por dentro, pero no ¿o sí?, idiota, cómo siempre, me has metido al medio del lago de las dudas. Sé que no resuelvo nada insultándote, y la única carta que respondiste, pues me sigue ardiendo el orgullo, la emoción, las uñas y todo lo demás. Idiota. Excuzes-moi.

Entonces, sobre los individuos. Todos. No hay, no habrá. Es muy difícil entrar a ese tópico Wolfango, y me vale durazno la terapia, ahorita no está funcionando para mí, veo inminente la caída. Buuuu, la vulnerabilidad a flor de piel, ¿no?

Igual, el asunto con esos "tipos" no se ha solucionado, dijeron que hasta el 15 de este mes, ya estamos a 18..., argh, ya no importa Wolfango, "I will survive". De hecho estoy bien positiva ahura último, leyendo, escuchando música, escribiendo como imbécil. Voy a enviarte varios borradores que valen un Pulitzer o un Nobel (jaja) pero bueno, es que toca que los leas y no los asocies con: "las malditas siglas en inglés", o al menos intenta, ¿ya?, me traumaste el día con los textos Wolfango, denso. Igual, no importa, todavía estoy "dentro de lo normal" -espero-, aunque sí, sobre el tema de los "individuales individuos individuados", hmm no estoy lista para hablar Wolfango. Estoy solita en todo el sentido de la palabra, no me menciones otros países, ahorita: España, México, Chile y Rusia equivalen a: "AJNMSFJDSASBCDHD" (ahora son mis putas siglas, haber si las descifras).

El carteo continuará, ahora más que nunca, no solamente porque esté como estoy, sino por tus textos. Gracias por ser tan cabrón (no, en serio), gracias.

Que estés bien.

16 ago. 2009

Primer Intento

Despierta a su lado y la contempla aún dormida.

La besa sin besar y le acaricia el aura.

Se conocen desde siempre, pero esa madrugada, se han conocido por dentro.

La abraza, palpita a su lado..., ella acepta el abrazo, ha despertado pero él no se ha inmutado.

Un beso tibio en la mejilla, manos encadenadas con arcilla, se han amado, se han amado.

Vuelta de página, ella lo mira y sonríe, no importa el tiempo pasado, igual es algo trillado y jamás pensado. Sin embargo sí, ha pasado, se han amado, esa madrugada se han amado.

Besos deliciosos se han propagado, las sábanas lo han atestiguado..., maldita mañana, maldito sol, no estás de su lado, tiene que dejarla porque el efecto narcótico ya ha pasado.

Besos en el vientre, en el pecho y en ambas espaldas se han propinado.

Qué fascinantes horas y palabras se han cruzado.

12 ago. 2009

El porqué no soy psicoanalista (UNO)

Antes de: (formato para leer este cuento).
Deben respetar el acento y los errores de puntuación y ortográficos, porque en Bolivia mucha gente habla tal y como escribí la mayoría del diálogo.

La lista de palabras que pongo al final del mismo, es para que los extranjeros entiendan bien la historia y el contexto en la que está narrada.

Que lo disfruten.




No para de vomitar. Intento ayudarla pero grita, llora y dice cosas inentendibles. La gente; entre policías, curiosos, reporteros y médicos, se aglomeran en un sólo espiral de bulla, gritos, preguntas, frases..., metralleta de suposiciones y de acusaciones violentas bien y mal recibidas; no lo sé.

Una vez que ha pasado la primera noche -sin dirigir palabra a nadie- decido entrar en su "cuarto", niveas paredes. No son acolchadas (como deberían), pero es lo mejor que pueden brindarle por ahora.

Me ve y me dice: "tengo un problema bien grande, creo que esta vez sí los maté". La miro y continúa con su monólogo.

_Yo solamente quería que escarmentaran. Es que eso no se hace. (Se muerde las uñas frenéticamente). ¡Yo les decía!, ¡les advertía! No me hacían caso. (Silencio prolongado. Mira a su izquierda y luego a mí). ¿Es que con palo? ¡No pues!, ¡no iba a dejar que le hagan lo mismo!
Cuando yo era chiquita, así bien bonita, igual lo mataron a golpes a mi hermano. Ellos dicen que me invento, pero no, yo ví lo que le hicieron, ¡eso ni a los animalitos se les hace!, con palo, con fierro, con alambre de púas, con todo le pegaban. "No voy a ser malo" mi hermanito les decía, pero igual ¡huasca carajo!, cuando no traía plata o le robaban los otros niños en la calle. Siempre me sueño con él. Cuando le salía su sangrecita de su boquita rota, yo le limpiaba con mi mandíl, por eso también me pegaban. No sé ni dónde lo enterraron, pero nunca más hablaron de él ni nada.
Luego cuando nos cambiamos del pueblito a la ciudad, ahí pues donde mi tía Virginia, ella bien nos cuidaba a mí y a la Mery. Nos quería. ¿Me cree, no vé doctorita? -la miro y le digo que sí-.

Se toca los pechos y el estómago.

Ella: ¿dónde está doctorita?
Yo: ¿quién?
Ella: ¿se lo han llevado?, ¿está bien no vé, pero?
Yo: no sé dónde está, Carmen, pero está mejor.
Ella: ¿cómo que no sabe doctorita?, si la policía, mi tía, las vecinas han visto. ¿Dónde está?

*Cuándo se utiliza el psicoanálisis para tratar a una persona y evaluarla; debemos intentar como buenos profesionales, que el paciente confíe en uno. Que hable, que se empape de mi rol de benévola intercesora entre ella y el resto del mundo. Debemos además, hacer hasta lo imposible para que el paciente confíe y relate todo, mientras nosotros anotamos cada palabra y evadimos los cortes o cambios de tema; evitamos dar nuestra opinión y dar respuestas. ¿Pero cómo podía yo mentirle sobre su vástago?, criatura de apenas tres años, que fuera asesinada por ella; por la hermana, por el abuelo o la abuela?, tenía que develar eso, tenía que descrubir qué fue lo que pasó.

Carmen, -continúo-. Yo voy a averigüar dónde está, pero primero contame todo lo que pasó ¿ya?
Ella: ya pues doctorita, bien linda, blanconsita es ustéd, así fácil va a conseguir marido, ¿o ya es casada?
Yo: Carmen, ¿y tú?, ¿dónde está el papá del Manuelito?, ¿nunca te has casado o juntado tú?

_Su papá del Manuel es un argentino que va a volver y nos vamos a casar. Pero el problema es que el tiene mujer y hijos allá. Cuatro dice, ¿pero qué me importa no ve? El Manuelito es su hijo también.
Doctorita..., y si los he matado, ¿qué me van a hacer en la cárcel? -Respiro profundo- ahh, ya doctorita, luego me va a hablar biensitos. Así pues. Ronal se llama su papá del Manuel.

Cuando mis papás lo mataron a mi hermano, yo dejé de comer hartos días. No dormía, feo me soñaba con él que venía y me llevaba a mí también. "¿No, y quién la va a cuidar a la Mery?" Por la Mery no más yo me quedé en mi casa, a ella pero no le pegaban mucho. O lo más era con chicote o con manguera, pero no como a mí. A veces, cuando no traía 50 bolivianos como mínimo de trabajo?, mi papá me hacía comer su caca del perro. Feo era, pero tenía pues, por eso hay veces que robé así a las señoras del mercado porque sino; ¡además de paliza me daban caca! (Ríe). Yo siempre planeaba así eliminarlos en mi mente a los dos, pero me daba pena también cuando mi mamá lloraba y se le salían las wawas por abajo porque mi papá mucho le pegaba. Entonces, ella nos pegaba a nosotras; no mucho a la Mery, pero sí a mí. ¿Ve esta cicatríz en mi frente?, continúa hasta mi cuello, pero mi pelo ¡biensitos le tapa! (Risa nerviosa).

Una vez, mi papá me obligó a matar a una gata que estaba pariendo en la esquina del jardín, porque la gatita siempre venía y ponía crías y luego harto gato correteaba..., a mí me gustaban los gatos, lindos son, peluditos. Pero ese día que me hizo matarle a la gata, ya no me gustaron más. No se podía mover pues la pobre porque estaba toda panzona pariendo, y me hizo darle con palo hasta que dejó de chillar. Feo fue! No crea que me gustó doctorita, es que sino lo hacía por ahí me quemaban con la agua, o me sentaban en la estufa.

(Mira a su alrededor y se mira las muñecas, los brazos, se huele las axilas y se restrega los ojos).

Así pues doctorita. Qué más. Mi tío pues cuando me violó la primera vez, ¡yo no tenía ni mi regla! ¡Diez años tenía!, le conté a mi tía Virginia y ella le contó a mi mamá y mi mamá me pegó. Más bien no le dijo a mi papá porque mi tío era su hermano más querido. Luego ya así me violaba cada vez que venía. ¡Eso si! Nunca dejé que la toque a la Mery, la Mery no pues, ocho añitos tenía. Luego ya ni me dolía, hasta a veces me tenía que cortar en mis piernas, mis dedos, mis brazos; ¿ve?, porque tenía que sentir.

*"Tenía que sentir". No pude evitar cuestionar mi profesión y la de todos los presentes en el edificio. Policías, mil reporteros, médicos, gente que la amaba, gente que la odiaba..., ¿qué se podía hacer? Nunca en mis 16 años de carrera tuve un caso como el de Carmen, lo irónico del asunto, es que siempre esperé uno así, y cuando me llegó, me dí asco y quería -literalmente- morir.

Así pues doctorita. Y cuando mi tía Virginia se la quiso llevar a la Mery yo bruta no dejé, bueno, igual mi tía no insistió mucho, pero debería habérsela llevado.
Yo sé -ahora- que el Manuelito es su hijo del Ronal. No es de mi tío ni de mi papá, además mi papá solamente cuando estaba borracho me agarraba y una no se puede preñar así, ¿no ve?, no me gustaba pero que mi mamá viera, ¡celosa, grave se ponía! Puta me decía. Puta debería haber sido, así más plata para mí, para el Manuel y para el Ronal. Una se puede casar a los 16 años, ¿no ve? Así es que así. ¿Me va a llevar donde el Manuel, ya?, aunque me metan a la cárcel, allá me lo voy a criar yo.

Los he matado. No es que me acuerde ahora, es que lo sé. Una voz así potente me decía: ¡"ya, dale"! ¡Zaz! ¡No he pensado mucho! Filo estaba el machete. A mi mamá no con tanta fuerza pero, la Mery ha visto. Lloraba feo la Mery porque el Manuel no despertaba pues, eso me ha puesto loca a mí, pero es buena la Mery, lo quiere harto al Manuelito; "sobrinito runtu uma" le decía de cariño. ¡Cabeza de huevo haber! "Llana alma"! Le decía el Manuel. (Sonríe).

*Cuando yo comencé a ejercer, Carmen nacía en Bolivia. No puedo seguir trabajando en algo en lo que no ayudo en nada, es demasiado frustrante, triste y patético. No puedo intentar aplicar el psicoanálisis en un alma como Carmen; y no es que intente deshacerme de ella, porque, -honestamente- no creo que ni el mejor psiquiatra del mundo pueda alivianarle el espíritu.
Me levanto y decido despedirme de Carmen sin terminar la entrevista. Mis anotaciones van para el psiquiatra y para los psicólogos que trabajan con la policía. Pero yo me voy.
Fría como soy, le digo a Carmen que todo va a salir como ella espera, y le aseguro que Manuel está bien y respondo positivamente a la inminente pregunta: ¿está vivo, doctorita?

Lastimero sí. En mi ética profesional yace el caso de Carmen que me devastó la moral, la carrera, mis logros y mis ganas de vivir.

No he sabido qué pasó con ella. No he querido enterarme. Sin embargo supe que alguien -sin tacto- le dijo que Manuel estaba muerto.

Yo no lo soporto, por eso me voy. Uno, dos, tres ¿Clonazepam?
Igual la vida no es como me la pintaba Freud, Arbiser, Musachi, Fendrik..., ídolos en los que apoyaba toda mi visión. Cuatro, cinco, seis Algedol. Éste es mejor. Siete, ocho, nueve Meperidina..., luego Morfina. Vámonos ya!



Quiero abrazar a Manuel.





*Huasca: golpiza, paliza
*Blanconsita: de tez blanca, (se utiliza mucho en occidente boliviano)
*Biensitos: bien, correctamente
*Wawas: chicos, niños, bebés
*Poner: parir (mucha gente dice: "poner crías" en vez de "parir crías")
*Agarraba: (es común decir en Bolivia que "te agarraron" en vez de "te violaron", o "besaron"), depende en qué contexto se utilice la palabra
*Runtu uma: cabeza de huevo en quechua
*Llana alma: alma negra






Camélida Feliz!!

Hola!!!!!!!!!!! No saben que feliz ando XD, visiten: www.perrogatoyardilla.blogspot.com (son unas tiras cómicas mexicanas buenísimas), yo sigo ese blog hace bastante...

La gente que los sigue puede retarlos a hacer una tira sobre algo específico; yo les estuve rogando -meses- que hagan una sobre Evo Morales. Lo hicieron!!, si bien no publicaron algo polémico (es lo que esperaba), igual les salió algo genial, GENIAL!!! Acá les dejó "mi reto".

Besos camélidos.




YAY!!!!

9 ago. 2009

Cuento de domingo por la tarde...

Después de:


En la posición de hace más de 12 horas se miran.

Sebas la observa sin prestar atención en cómo las facciones de ella han cambiado; cómo su frente se ha llenado de arrugas chicas, cómo sus ojos no llevan el brillo de antes, cómo sus manos se han llenado de cayos.

Ella lo mira a su vez y fuma una bocanada más de cigarro barato, acaricia al gato que yace cerca.

Mirar sin ojos es difícil, y Sebastián actúa como si aún los tuviera dentro de las cuencas, pero no es así. Ella también lo sabe. El gato se mueve, ella lo sigue con la mirada perdida y fuma de nuevo.

No hay un díalogo, no es necesario, las últimas 24 horas han sido suficiente para manifestarse mutuamente lo mucho que se aman (u odian) y lo mucho que ahora se importan.

Ella: el gato suele ser el compañero ideal de quien no quiere compañía, ¿lo sabes?
Sebas: no me gustan los gatos.
Ella: pero son excelentes compañeros. Yo no sé qué haría sin los míos.
Sebas: a vos no te gustaban los gatos, y esos "tuyos" ya no soy tuyos ¿no?
Ella: uff, no sé, si vuelven bien..., a veces vuelven.
Sebas: siempre se van. Los gatos son igual de infieles, orgullosos, déspotas, feos, calculadores y cínicos que tú.
Ella: vale.
Sebas: quiero más, ¿tienes?
Ella: no.

¿Mujer calculadora? Sí. Pero no creo que sea orgullosa, déspota, fea o cínica. No, sí soy cínica y sí soy infiel..., él también.

Se levanta, camina por la habitación y de una pequeña caja de talavera, saca unas cartas viejas, dos porros y una resquebrajada margarita.
Se interna más en los cachivaches, saca una caja de zapatos, dentro está el revólver sin balas, de esos de las películas de cowboys, de milochocientos...algo.
Apunta a Sebas y escupe un suave: "bang".
Sebastián la mira, se mira las manos, se mira los brazos llenos de venas mutiladas y de tatuajes sin tinta.

Sebas: ¿te acuerdas la primera vez que te hice el amor?
Ella: no.
Sebas: puta.
Ella: a veces. Deberías cambiar la oración a: "¿te acuerdas la primera vez que me cogiste?" O como vos prefieres: "la primera vez que me hiciste el amor".
Sebas: bueno, ¿te acuerdas o no?
Ella: sí, trato de no hacerlo, sin ofender..., no sabías nada.
Sebas: ¿y tu sí?
Ella: aja.
Sebas: por puta.
Ella: no me duele que me digas puta, deberías cambiar tu insultillo a algo más fuerte.
Sebas: es que no es un insulto pues, te digo lo que eres.
Ella: vale, si tú me dices lo que soy, nunca terminarías, ni yo tampoco contigo. Pero bueno, paremos esta charla de mierda que me duele la cabeza y no encuentro...
Sebas: no vas a encontrar.
Ella: ya sé.

Antes de:

La primera vez que ella le hizo el amor a Sebas, fue hace cuatro años y tres meses, luego de estar dos días como novios oficiales.
Motel cualquiera, día cualquiera, menos drogas, más pasión y cerveza.
Sebas: ¿me amas?
Ella: te amo.
Sebas: yo te amo a tí. No pensé que se podía.
Ella: sí.

Después de:

¿Sebastián?, ¿te acuerdas de esa vez que nos desdoblamos juntos y fuimos a Noruega?

Sebas: no. Eras tú drogada.
Ella: sí, pero no. Tú elegiste Noruega, por tus tíos, por el perro y por Niza.
Sebas: pero al final no fui. Te fuiste solita.
Ella: sí, pero quedamos en que seguirías la historia..., ¿el perro era?, tu tío hizo caer el reloj dos veces..., Niza era como las postales...
Sebas: el perro era blanco y negro. El reloj se cayó dos veces, sí, pobre mi tío. Niza. Niza es como tiene que ser.
Ella: no, era mejor.
Sebas: eres una puta.

Ella: oye..., todavía tienes tiempo si no quieres.
Sebas: quiero.
Ella: entonces deja de decirme puta. No me molesta, solamente que satura mis oídos.
Sebas: ¿cuántos son?
Ella: ¿cuántos son qué Sebastián?
Sebas: chatos, personas, ¿grandes y chicos?
Ella: ¡a la perra pregunta! ¡No sé cuántos son pues imbécil!, ¿te importa mucho huevón? ¡Entonces vete cabrón hijo de puta!

Antes de:

Un día antes, 73 personas entre seis y 57 años son víctimas de un supuesto atentado terrorista.
Una bomba tóxica de Sarin ha sido introducida por los ductos de ventilación de un restaurante de comida rápida.

Se conluye en horas, que varios grupos terroristas están vinculados, y que incluso sicarios científicos han sido contratados para la labor, contratados por gente que se encuentra actualmente en el Poder con fines políticos y económicos.

Se manejan también las hipótsis de un grupo radical anarquista liderado por Tomás Gómez, que tienen fines supuestos de eliminar a las masas por sadismo, estando estos vinculados al manejo directo de toxinas tales como Sarin y otras y utilizadas en experimentos con animales anteriormente.

También se habla del grupo de Ultra Derecha del PDL (Partido Democrático Liberación), de haber realizado un "ajuste de cuentas" contra los ejecutivos del restaurante.

Las hipótesis se barajan sobre la mesa; pero en 24 horas, nada se sabe.

Después de:

Sebas: dale.
Ella: ¿ahora?
Sebas: ¿no te lo dicen?
Ella: un poco; pero aguanta.
Sebas: yo voy primero.
Ella: no, juntos.
Sebas: te amo igual.
Ella: yo a veces. Dale, por ti y por mí.
Sebas: pero es que te amo. Necesito que me digas lo mismo.
Ella: ¿de qué sirve?
Sebas: sólo dilo.
Ella: te amo Sebas, y no es tu culpa ni la mía.
Sebas: no lo es. Te amo.

Después de:

Se encuentran los cuerpos sin vida de dos jovenes y un gato en un cuarto cerrado.
Luego se determina que la causa de la muerte es por inhalación de Sarin.
No se vincula a los dos jovenes con las muertes de hace ocho días, porque el nivel de Sarin encontrado en la sangre es poco y además los dos son pacientes de un hospital psiquiátrico; conectando diréctamente las muertes "accidentales" por inhalación del veneno hurtado de una de las farmacias del sanatorio, en tan pocas dosis que no se los puede vincular.
Se cierra el caso asegurando que el Sarin o GB, es utilizado de manera "alternativa" con algunos pacientes en el hospital.

Diez años después se descubre que Sebastián G.T., y Paula S.M., eran parientes directos y/o lejanos de los políticos de Derecha e Izquierda más poderosos del país; internados por la misma fecha al hospital en cuestión. Y un año después, se descubre que en el sanatorio se utilizaba a ciertos pacientes como canalizadores de mensajes y respuestas, respuestas y mensajes.





Y fin. Y les pido disculpas por atreverme a publicar semejante cosa, es que hoy me siento como Mac Gyver.

3 ago. 2009

LENGUAJE VERNACULAR BOLIVIANO

Antes de: les dejo este forward porque reí 22 minutos y ya hasta parecía idiota.
Personalmente odio los forwards y maldigo a las ánimas que se atreven a enviarlos -sin embargo-, mi hermana me envió este y por el título decidí leerlo. Las risas o escupitazos, se los dejo a ustedes.

Cabe recalcar que deben leerlo tal y como está (con esos acentos bolivianos y demás), igual sería bueno que piensen que son bolivianos para que rían

Les recomiendo que se pasen a leer el blog de DCody, (no sé cómo putas poner el link), pero en su post de hoy me sentí tan avergonzada de ser boliviana que me deprimí por un rato hasta que decidí subir lo que anexo a continuación. (La Diablo está por ahí dejando comentarios en mis posts, así que hagan click y zaz cholita).

Después de: los dejo en paz y que tengan buen comienzo de semana:

Películas de la semana: Tuya's Marriage (Mongolia) & The Number 23 (EEUU). EXCELENTES.


Menos hueveo y al fwd! Besos.




LENGUAJE VERNACULAR BOLIVIANO


*Tu guagua chiquita bien grande está. (Bebé)

*Estoy caliente con este frío.

*Casera, ¡¡tan frío tu helado!!. (Señora que atiende la tienda)

*Un día me he farreado tres días. (Emborrachado)

*Chico, chico, se está quemando el agua.

*Mañana voy a subir arriba.

*No seas tan así, sete más como eres.

*Por qué eres tan..., cómo se llama?.

*Vivo en el Alto Valle bajo.

*Andando nomás paras.

*Bien preocupado estoy pero qué me importa.

*Siempre viene a veces.

*Ahura sí, vas a ver mañana. (Ahora)

*En El Alto el ciudadano medio es bajito. (Ciudadela dentro de la ciudad de La Paz)

*¿Qué día era esa noche?.

*Está lloviendo harto pero no mucho.

*Los que bajan en la esquina pueden aprovechar. (La típica frase del chofer de bus que para donde le da la gana)

*Qué joven es tu viejo, ¿no?.

*Escuchá pss el minuto de silencio.

*Vacío está, harta gente no ha venido.

*Mal que mal estamos bien.

*Reeeeeecto vas a doblar.

*¡¡Qué burro ese perro!!.

*Se pintan casas a domicilio.

*El cadáver responde al nombre de Wálter Mamani.

*Se vende 'chop' en jarra. (Vasos grandes para cerveza, uh, creo que esa es universal, ¿no?)

*Cinco minutos de trancadera y uno pierde una hora.

*Me 'habia' quedado encerrado afuera.

*En un minuto se pasa la hora.

*El aumento de tu lente ha disminuido ¿no?.

*¡¡Bien inteligente es este cojudo!!

*De verdad me estás mintiendo??????

*¡¡A ver, mirá tu ojo!!.

*Si sale oscuro… clarito 'hay de ser'.

*Mañana todos de blue jean negro.

*Los que quieran irse de mi partido, bienvenidos.

*Bien este, no se cómo es éste.

*Bien casco tu gorro, ¡¡che!!. (Trucho, feo)

*Será.. no será, ¿cómo será, no?

*Me he comido media sandia entera.


*Esta noche partimos a las dos de la mañana.

*¡¡Uta chango sin motivo……... bien motivado estás!!. (Uta es como "hey" y chango es "chico")
*Todavia hay una pregunta que está en cuestión...

*¡¡Mezcla pura es!!...... Hermanito

*¡¡Hace rato recién me dices!!.

*En serio te estás haciendo la burla?.

*¡¡Gritá suavito!!.

* La confusión está clarita.


*Ven 'haber'.
*¡Anoche mey recogido a las 5 de la mañana!