25 jul. 2010

de las nuevas tecnologías y otras pajas

Hola!!!! Estaba durmiendo cual vaca en pastoreo y escuché una voz dentro mío que decía: "Facebook awaits for you my child"... Entonces decidí reactivar mi cuenta.

Las redes sociales se han vuelto indispensables en nuestra vida, y me da asco!

Cuando comenzó todo este show del Internet (en mi vida), fue hace más de 10 años..., era espectacular tener una cuenta en Hotmail!! No sabía ni cómo utilizarla de la manera correcta, pero pertenecía a la nueva generación, qué felicidad!!


                                           Chatear en el Mirc, nunca fue tan entretenido 


En una época, llegué a revisar mi mail como 10 veces al día -blushes-, y el vicio por chatear en msn, mirc, hacer amigos en Hi5, y pasar horas frente al ordenador era caótico; tanto, que en una época de mi vida cuando vivía en un país del primer mundo (juá), llegué a aceptar que tenía un problema, y cambié -por un tiempo- la computadora por libros que no entendía y por actividades menos esclavizadoras... Sin embargo, un buen día en el que estaba sumida en excesos en una píntoresca ciudad, una amiga me dijo: "Camélida, debeís crearos una cuenta en Facebook, es muy guay" (no lo dijo de esa manera, pero más o menos). Decidí pues, experimentar, y -honestamente- al principio no entendía cómo funcionaba (cosa que actualmente me pasa con Twitter, pero la verdad es que ya no me importa).

Luego de algunas semanas, me convertí en fiel seguidora de Facebook, pues la verdad es que sí es una herramienta útil. Mas cabe recalcar, que soy del tipo de persona medio obsesiva con la cuestión de privacidá, entonces siempre ando declinando invitaciones -o peor aún-, las acepto para no caer mal y en menos de 24 horas las elimino... Es que al final..., uno sube fotos, a veces videos, qué sé yo, cosas personales en el Facebook y qué lata que otros orates anden viendo tu vida, no? Además, dentro de mi Facebook, está la dirección de mi Blog, por lo que revelaría mi identidad camélida a medio mundo. (Lo bueno es que la mayoría de mis amigos no saben lo que es un blog y no les interesa leerme, o leer "basuritahs" como diría mi fan # 1).



                                                      I love yer bullshit, babeee


Ahora la pregunta de 2 pesos: ¿por qué cerré la cuenta?
Me temo decir que no tengo una respuesta adecuada..., creo que me llegó el hastío, como que a veces me enteraba de cosas que no me interesan, pero luego anda una ahí chismoseando y comencé a preocuarme por parásitos/parásitas y saltimbanquis sin cuerda... Necesito al mounstro!! Pienso que en la única situación en la que podría vivir sin nuevas tecnologías, y demás, sería si vivo con quienes necesito vivir en una lugar alejado de las las mismas..., es cuando me pongo a pensar en cuán felices deben ser los quáqueros, amish y toda esa gama de gente que vive en comunidades cerradas donde necesitan de ellos mismos y de los animales para vivir... Sí, sé que es radical, pero pienso que muchos de ellos viven felices, a pesar de que técnicamente viven en su burbuja fugáz (cosa que siempre critico dentro de las sociedades establecidas), pero en una comunidad así... No lo vean como el sueño hippie, pues nada tiene que ver, (no me interesan más las drogas), pero bueno, por más utópica que sea esta idea, evetualmente puedo tener una vida lo más parecida posible a eso dentro de las grandes urbes, creo que eso al final está en la actitud del individuo... Pobres aquellos/as que han sido absorbidos por las mismas y que hoy están más atrapados que nunca.



                                Para todos los queridos emos que me leen

Mucho de cierto tiene la fotito, no??

Y para finalizar... No sé, no me interesa y nunca sabré cómo diablos funciona Twitter... Me pasé toda una tarde "intentando" nahhh, yo llegué hasta Facebook y aquí me quedo..., es como las mamás, que muchas veces no saben cómo poner un dvd en el reproductor (le pasa a mi mamá), a mí me pasa con las nuevas tecnologías... -Shame on me-, no sé cómo utilizar correctamente un i-pod, no tengo idea de cómo funciona un Blackberry y hasta tengo problemas al usar mi computadora que tiene más de un año, cada vez le encuentro funciones futurísticas que anuncian la llegada del fin... Jajaja!

Buen domingo de vagancia.

Ahh: película de la semana (véanla): "Nubes Pasajeras" de Aki Kaurismäki (finlandesa).

Besos de papel... Out. 

22 jul. 2010

Eres una cutre prolongación de todas mis molestias acumuladas, y como tal, te dejo en el fondo del placard (donde se olvidan las cosas) y solo espero que el tiempo haga lo que tenga que hacer para que desaparezcas.

Tu ineptitud solamente me muestra el patético narcisismo que todavía osas defender en los días soleados, ¿no te has dado cuenta de que esos años ya pasaron? Hagas lo que hagas, te enroles donde te enroles, la amalgama de tragedia nata estará fiel como tu sombra -insulsa, triste, turbadora-. Ve y recoge los vestigios de ti, donde también reposan tu poca dignidad y sentido común, llévala arriba o bájala, pero haz que desaparezca de mí, siempre de mí, sólo por ti.

17 jul. 2010

4 + 2

Hace un par de semanas he comenzado a trabajar todas las mañanas en una clínica veterinaria. No soy Veterinaria (como sabrán la mayoría de mis lectores), pero pues sí estudié la carrera (casi 2 años) y sé qué hacer y qué no.

Todos los días son una experiencia increíble, trabajamos muchísimo!!! Hay casos tristes y súper dramáticos, casos de negligencia humana, de crueldad, de hipocondria, casos felices etc.

El primer día que fui a trabajar todo era sencillo, tuvimos un par de chequeos de rutina, unas suturas, nada del otro mundo; mas el segundo día tocó operar a una Pincher de 4 kilos, había que quitarle los ovarios y el útero, procedimiento que comúnmente se llama: Histerectomía u OVH. Entré al quirófano, me puse el pijama esterilizado, el barbijo y toda la predisposición para hacer un buen papel para ayudar en lo que fuera... Éramos seis personas; dos médicos, tres estudiantes y yo, la fiel ayudante. Anestesiaron al animal, la pequeña no cesaba de ladrar y gemir, fue muy difícil que se durmiera! Cuando... Primera insición: piel y tejido adiposo (grasa), segunda insición: tejido muscular y... Tuve que salir corriendo con la cara más pálida que una hoja de papel y con ganas de vomitar todo lo que había ingerido esa semana, mas no lo hice, me tomé un mate de coca con mucha azúcar y me levanté a llenar fichas clínicas. La operación fue un éxito, pero me dolía no haber podido estar dentro, cuando he visto cosas mucho peores en vacas, chanchos, perros y gatos, pero esta vez, lo dejé pasar...

Al día siguiente, tuvimos a un Bóxer en el quirófano con un tumor anal espantoso. Yo controlaba la anestesia, éramos -esta vez- sólo cuatro; un médico, dos estudiantes y yo. Todo iba fenomenal, cuando el can en cuestión, comenzó a vomitar... No!!! Tuvimos que intubar al mejor estilo de ER, y el perro comenzó a convulsionarse!! Ese día pensé que se nos moría en la mesa del quirófano, pero no, el perro se puso bien y vivió, (aunque debe comenzar con sesiones de Quimioterapia pronto, pues el tumor era altamente canceroso).

Y así, los subsiguientes días me tocó ver sesiones de Quimioterapia en una Chow Chow llamada Dona, sacar placas radiológicas a un Chihuahua que se cayó del quinto piso, extraerle dos colmillos a una Cocker con problemas de coagulación (un show), también nos trajeron a una gata recogida de la calle que estaba llena de parásitos (murió en mis brazos y lloré, pero nadie me vio), en fin, muchos, muchos animales pasaron por mis manos en estas últimas semanas...

El trabajo me fascina, me encanta poder hacer sentir a un animal mejor!! Ya me doy cuenta de tan sólo verlos, cuán escandalosos van a ser, cuánto van a llorar, etc. Lo que me recuerda, a mi amado Rex, un Husky Siberiano de 13 años, al cual nunca le descendieron los testículos! Entonces, ahora a los dueños se les ocurrió preguntar si era normal; pues no, no es normal! Idiotas... Anyway, la cuestión es que se le hizo una ecografía y el perro lloraba como damisela en peligro (era muy chistoso) y los testículos en teoría, medían algo así como 13 cms.
Luego de hacerle varias pruebas de sangre para ver si valía la pena o no operar, se decidió hacerlo, puesto que los testículos ya no eran testículos, sino tumores de más de 1 kilo y obstruían todas las vías del animal... La operación fue exitosa y no me indispuse, ahora pienso que lo de la Pincher fue puro drama de mi psiquis.

Ahora, la razón para escribir este post, fue el milagrito que ocurrió hoy, hace unas horas... Llega a consulta una señora con su gata Siamés de 10 años. La gata, llamada Samantha, tenía contracciones, y un embarazo avanzadísimo! Se le hizo una ecografía, las crías estaban supuestmente muertas y la gata comenzaba a crear una infección intrauterina muy peligrosa... El médico principal no le dio un buen pronóstico, la teníamos que operar de urgencia, y ponerle anestesia a una gata de 10 años, cosa que es muy peligrosa, pero lo hicimos. La dueña estaba desolada, se sentía muy culpable (no es para menos, pues a quién se le ocurre dejar a su animal de 10 años quedar encinta)?? Pero bueno, mientras le poníamos un sedante antes de llevarla al quirófano y todo me preguntó:

-Camélida, va a estar bien, verdad?? Yo me muero si la gata se muere
-Yo: mira, el diagnóstico no es bueno, la gata es vieja y las crías llevan muertas dentro de ella muchas horas...
-Señora: pero Camélida! Esta gata nunca sale, es una santa, se embarazó por un descuido! Pues cuando está en celo yo la encierro.
-Yo: señora; dejar a su animal en celo encerrado, no garantiza que no se escape. Los animales en su mayoría se aparean por instinto, porqué no hizo que la esterilizasen antes?
-Señora: por la cuestión de la anestesia..., me da mucho miedo, es que es muy vieja!
-Yo: pero señora, acaso se acaba de dar cuenta de que la gata estaba embarazada?? Sabía que esto iba a pasar... Lo más cruel que le puede hacer un dueño a su mascota, es no esterilizarla.
-Señora: perdón, tiene razón... Pero Camélida, se va a salvar? Por favor, dime que sí.
-Yo: esperemos que sí, señora, igual, la gata está en buenas manos.

Tachaaannn!!! La cirugía comenzó a las 12:30 del día, la gata estaba bien anestesiada, éramos cinco personas en el quirófano; dos médicos, dos estudiantes y yo.

Fue cruento... Casi 14 cms de abertura en la pancita; llegar al útero no fue fácil, la gata sangraba mucho (mas una transfusión no fue necesaria), y apareció el útero... Violetáceo, rojizo, rosado, con venas circundantes y líquido amniótico que quería salir. La intervención tardó casi una hora hasta que quitaron todo el útero con las crías; el doctor puso al útero en una vasija y continuó operando a la gata cuando...

-Yo: doctor? El útero se mueve.
-Doctor: qué? Haber, revisen! Puede que una cría esté viva!

Los dos estudiantes abrieron con tijeras al órgano, y los minúsculos cuerpecitos se movían!!!!

El quirófano se convirtió en un caos, buscando toallas esterilizadas, pinzas, tijeras, etc., comenzamos a sacar a los gatos uno por uno y le pedimos a otro estudiante que entrase para ayudar. Cogíamos a los gatos diminutos y los sacábamos de su retazo de placenta pegada, los envolvíamos en paños esterilizados y los limpiábamos con un poco de fuerza para reanimarlos!! Les abrimos las bocas, les pusimos una gota de glucosa bajo el paladar y les sacamos las secreciones con una jeringa (sin aguja) de sus diminutas naricitas... Uno por uno, los metimos en una incubadora improvisada, pero dos de ellos no reaccionaban, y no reaccionaron. Eran seis gatos, sólo sobrevivieron cuatro, pero yo me quedé casi 15 minutos con los difuntos intentando hacerlos vivir, pues me negaba a que se fueran... Luego de que los seis estaban -supuestamente muertos- los iba a dejar?? No lo hice, pero era tarde, los gatitos ya se fueron.

Lo gratificante de la situación, fueron los cuatro sobrevivientes... Los dieron por muertos, y si no veía ese movimiento que vi, seguro los dejaban en la vasija y morían de frío... Los cuatro gatitos descansan y están bien y con buenas probabilidades, y hoy me siento como una heroína, porque vivieron. Y sí, los ojos se me llenaron de lágrimas de nuevo, so: fackaff.


Permiso, me voy a comer.

12 jul. 2010

La inseguridad de y para el perfécto estúpido latinoamericano

Se mira las uñas como si se tratasen de viejas prolongaciones de colgajos de piel (y es que lo son).

En tantísimos años, nunca se ha sentido tan vulnerable ni sensible hacia la luz solar y a los eritrocitos sublinguales; pero hoy se ha percatado de que los eritrocitos extrañan su piel toda y lisa, y que endeble como está, no puede caminar más con los colgajos de piel y uñas que pesan toneladas -dice-.
Hace varios días que tapa sus horas con cinta adhesiva color rojo. Bloquea los ojos de la otra hembra con alas de latón y de acero, kilómetros han recorrido, cada cual con su camada.

Si se siente violentada por lo que los otros de la manada disertan, debe cuidarse de no alterar las nociones del otro lado de la tropa, pues el estado homeostático en el que todos se han desenvuelto, ya no sería el mismo (ya no lo es, ya no lo es).

Hace pocas horas ha intercambiado fluidos corporales con una pequeñez que maúlla. Una maúlla, la otra ladra o habla -es lo mismo-, pero la experiencia la ha ahogado de tal manera, que lo único que ha podido hacer, es mirarse y mascarse las uñas de las manos y los pies como si se tratase del único pasatiempo que le queda.

¿Y si lo es?

No sabe qué esperar del resto de su tropa; sus crías la miran incrédula, primero la quieren, luego escapan, después (del sosiego) intercambian ideas degenerativas.
Se levanta y camina por el pasillo café; enfatizando el dolor que siente en las yemas de los dedos, piensa y re piensa sin llegar a ninguna conclusión convincente, pero pretende que algo la espera a las 6:00 de la mañana de mañana, o de la próxima mañana y así sigue.