21 dic. 2009

Números (uno)

  1. Debo admitir que este es el mismísimo formato que utiliza Juan Terranova en: “Mi Nombre es Rufus”, mas no me importa; Terranova: ¡demándame! Además, cabe recalcar que hubo alguien antes que este individuo (Terranova), en  utilizar la misma conformación.
  2. El 2002 fue mi primer intento de suicidio; salió mal.
  3. El 2001 tenía una familia; hoy no.
  4. Tuve una pérdida gemelar entre 1999 y el 2000, fue entre diciembre y enero, no me acuerdo exactamente cuándo.
  5. Hace seis meses que no mato a nadie.
  6. La primera vez que maté, tenía 14 años.
  7. Tenía 14 años en 1985, o sea, nací por el ’71, lo que me da un margen para intentar engañarlos.
  8. Lo que se escribe en este post -o en este  blog-  es, como el inicio lo indica; “realismo irreal, lo demás es invento” (o eso espero).
  9. Comencé torturando gatos y perros. Esperaba que fueran bebés para así hacer más real el asunto.
  10. Cuando lapidé al primer tipo, fue medio que en defensa propia. Jalé mucha Coca, ehh una cosa lleva a la otra…
  11. Los balazos no suenan “bang”.
  12. Me gusta bailar música árabe y ver cómo se mueve el aro de mi ombligo, a pesar de lo poco atlético que luzca mi vientre.
  13. Soy adicta a la Heroína. Me gusta más fumarla, eso de las agujas no es mucho lo mío.
  14. Prefiero mil veces matar a una persona antes de acostarme por plata, pero…, ya lo dije y lo repito: hace seis meses que no mato a nadie. Hace 6 meses y 2 semanas que no tengo sexo con nadie.
  15. Una época, estaba segura de que tenía VIH.
  16. Arce era el amor de mi vida. Solamente hice el amor con él, lo demás era lúdico ejercicio estacional.
  17. Tengo una alfombra con cabeza de oso.
  18. Que te saquen 700 mililitros de sangre te deja bastante debilitada, considerando que lo normal son solamente 500. La paga es lo interesante.
  19. Vomitar bilis es el día a día de mis días.
  20. Arce escribía haikus. No de los mejores, pero sí me dedicó algunos; los mejores de mi vida.
  21. Dormir entre la arena húmeda con algunos canes, es menos trágico de lo que suena.
  22. Hace dos días que no encuentro venas decentes en mis brazos.
  23. ¿Han visto Requiem for a Dream?
  24. La gasolina sabe a químico.
  25. La gasolina está compuesta por químicos.
  26. No me gusta la gasolina.
  27. Los psiquiatras, psicólogos y psicoanalistas -son- una pérdida de tiempo.
  28. Siempre quise viajar a Cuba.
  29. Arce fue a Cuba dos veces.
  30. No me asustan los fantasmas.
  31. Cuando era niña, mi abuelo me violaba sin saber que yo sabía; -es decir-, él pensaba que yo pensaba que era un juego.
  32. Nunca supe con certeza si es que mi abuela sabía sobre estos vejámenes -lo mismo da-.
  33. Si, me he prostituido por unos gramos de Coca o una dosis de Heroína. ¿Tú no?
  34. Cuando apliqué para la Ayuda Social me ignoraron. No sé si por la pinta de puta que me gasto, o porque no les dio la gana.
  35. Quería tener hijos, muchos. Ya no.
  36. Cuando supe que no portaba el virus del VIH, corrí a contárselo a Arce. No me creyó.
  37. Solamente me he enamorado una vez, ya se los conté.
  38. Con más de 30 años en mi espalda, a veces amanezco más joven, a veces más vieja, a veces parezco de mi edad, y a veces no existo.
  39. Fumo cigarrillos Camel.
  40. Me gusta el olor de canela en su piel.
  41. ¿Qué es la posesión de cocaína? Eso fue  lo que le pregunté a un policía y no supo qué responder exactamente.
  42. A veces creo que soy mucho más inteligente de lo que creen -incluso de lo que Arce cree-, pero luego me inyecto y se va la narcisa inclinación.
  43. Odio esta época. Por eso me voy.
  44. Estoy feliz porque pronto voy a leer mucho de Chejov.
  45. Comics: ¿literatura liviana o pesada? He ahí el dilema.                                                                                                                                            


6 dic. 2009

Pseudo Reflexión Política de Verano

Noviembre y diciembre, han sido meses atroces para mi persona. He terminado el semestre (comienzo finales la próxima semana), pero digamos que lo denso de lo denso, ya pasó.

Preámbulo: 

He culminado con éxito un curso de actuación en la única escuela de cine (seria) de mi ciudad, así que ahora estoy lista pa’ irme a Hollywood y quitarle papeles a Natalie Portman, Rachel Weisz, Alicia Keys y Norah Jones -entre otras-.

Razón del post: 

El asunto -hoy-, es así: son las 11:20 de la mañana y tengo que ir a votar por mi candidato y/o partido favorito y si bien siempre me he considerado de centro izquierda, hoy por hoy, no sé qué hacer.

En estos meses, no me he nutrido sobre ningún plan que ofrezcan los candidatos; y no soy del MAS (Movimiento Al Socialismo). Ohhh, arriba dije que me considero de centro izquierda, ¿no?, pero bueno, pasa que ahora el MAS, liderado por Evo Morales Ayma y Álvaro García Linera, se ha vuelto en una suerte de mounstro comunista wannabe. Duele escribir sobre algo o alguien (alguienes) en los que creía. Uhh, no sé. No sé. No voy a meterme a hablar sobre lo bueno y malo que haya hecho el actual Gobierno, o sobre la doctrina que hoy por hoy intentan inyectar a jóvenes pseudos comunistas como yo (como yo hace tres años). ¡Basta ya! Igual el MAS volverá a salir reelecto y una de dos: mejoramos o empeoramos.


 ¡ya ganamos, waway!


 
Ahora, hablemos un poquito sobre el PPB-CN (Plan Progreso para Bolivia-Convergencia Nacional). Éste partido, liderado por el Capitán Manfred Reyes Villa y Leopoldo Fernández, es; sin duda, el frente opositor más fuerte que tiene el MAS. Personalmente no votaré por ninguno de estos dos partidos; el PPB-CN es de ultra derecha y el MAS de ultra izquierda… ¡los extremos son malos! Sin mencionar -además- las chanchadas en las que Reyes Villa, Morales y Lineras han estado involucrados, el único que se salva (y lo digo de una manera bien light) ¡juá! Es Leopoldo Fernández.

Sería mucho trabajo copiar y pegar racimos de lo que los candidatos nos ofrecen, de las fechorías que han hecho, de lo rescatable y de lo vomitable de los mismos…, es mucho, y honestamente, no me gusta discutir sobre política; este post solamente lo escribo con el afán de retrasar mi visita a las urnas electorales, puesto que no sé por quién votar (claro está que no votaré ni por el MAS ni por PPB-CN).


Si no ganamos..., ¡me voy de aquí!


Restan algo así como seis candidatos, pero solamente mencionaré tres; los dos ya mencionados y sobre el único que me convence y que -eventualmente- será el que se lleve mi voto. Él es: Samuel Doria Medina; a continuación una pequeña reseña sobre este amable señor cara de Oso Yogi.



¡Voten por mí! ¡Soy el más buen tipo!


SOY SAMUEL DORIA MEDINA

"Nací en La Paz, el 4 de diciembre, de 1958.
Mis Padres son Samuel, quien nació en Chuquisaca y Yolanda, quien es potosina.
Crecí junto a mis seis hermanas en Oruro.
En 1977 empecé mis estudios universitarios en Bolivia, pero en 1980 la dictadura cerró la Universidad Católica Boliviana y tuve que irme a Estados Unidos a terminar mis estudios hasta 1981. Después, en 1982, tuve la oportunidad de ir al London School of Economics, en Inglaterra, para hacer una especialidad en Desarrollo Económico y en Finanzas Públicas en 1983.
Desde 1989 mi familia es dueña de la empresa SOBOCE, una empresa que genera más de 1000 empleos directos y 5000 indirectos en Bolivia.
Desde 1995 SOBOCE junto con mi persona, hemos invertido mucho dinero a programas de solidaridad y emprendimientos, beneficiando a 228,264 personas. Por ejemplo; el Proyecto de Anatina Toys genera mayores oportunidades para el talento de los artesanos bolivianos en la producción y comercialización de juguetes artesanales.
En 1983 me casé con Nidia y tenemos cinco hijos: Sandra, Samuel, Fabián, Adrián y Ezequiel.
Hoy en día estoy viajando por todos los rincones del país, para escuchar a las familias sobre las preocupaciones que tienen y también, para trabajar juntos en un programa que ayude a crear nuevas oportunidades económicas para las familias bolivianas.
Yo estoy comprometido con Bolivia, y sé que unidos, pondremos Bolivia a trabajar".


Fuente: www.samuel.bo/?page_id=3 (reescrito por mí).


Entonces..., queridos lectores, habíendoles dejado un pedacito sobre mi candidato favorito: Samuel, quien representa a: UN (Unidad Nacional), debeo añadir que no solamente le creo a este hombre, sino que si es que llegara a realizarce una coalisión entre UN y el MAS, no estaría descontenta, creo que habría cierto equilibrio, y eso es lo que necesitamos (pienso yo).

   

"Soy un buen tipo"

Así queridos, con esta pequeña reflexión política de verano me despido... Que gane quién gane, que sea para el bien de todos los bolivianos y bolivianas..., quisiera extenderme más, pero toca ir a comer y luego a las urnas..., además no los quiero aburrir con política, no, no. ¡Nunca más!

 

 

4 dic. 2009

Desgatada Gata

Los ojos le duelen por los surcos que las lágrimas le han marcado los centímetros secos de piel reptilosa.

Siente náuseas y miedo. Náuseas por el bagaje alcohólico que lleva en sus entrañas desde hace ya varios días y miedo de sí misma por proyectar lo improyectable… “¿qué pretendes?” es cuestionada por el Señor Lobo.

Si tuviera un arma, seguramente no la usaría. No le gusta el sonido del impacto balístico cuando se estrella en tejido muscular, grasoso (gracioso), óseo, peludo y/o felpudo. El “toc” del impacto balero en los huesos bovinos le recuerda a esos días en los que faenar a una res ¡era lo más divertido del mundo! Luego, -claro- supo que las vacas voluminosas no volvían a su cuero ni que la sangrecita se posaba en las venitas, arterias, nervios y demás recovecos del gran animalote. En su mente se rebobinaba el momento del golpe, la herida tenaz en el cuello, la evacuada sanguínea abismal -tipo The Shinning- dos ascensores repletos de plasma, plaquetas, glóbulos blancos, rojos, azules y amarillos… ¿azules y amarillos?

Aja.

“Pobres vaquitas”, -se repite ahora-, toda vez que mira esos tazones con colores vacunos; ceniceros, platos, cubiertos, sábanas, colchas, almohadones, ropa… ¿quién se viste de vaca? -Yo-. Dice. “Pero si ellos no eran vacos(entiéndase por toro y vaca). Eran más bien, una suerte de un gran, gran, gran, GRAN deutscher Wolf, und einer kleine Katze.                                                 
                                                                      
  Heil Wolf!

Se remonta al momento de: “¿y si tuviera un arma?” No la usaría. “¿Y el bate espeluznante?” No. Ese bate ya fue. “¿El cuchillote?” Ay, no. No, no, no.

No puede hacerlo; la cobardía y poca histeria (que antes saltara a borbotones), la han abandonado. La han dejado. “Me rindo” -dice-.

Al final ¿qué es empujar al lobo por las escaleras? Es demasiado ágil, mostraría sus fauces antes del embiste físico o psicológico. Es demasiado fuerte, y en más de 120 años, no se le ha movido un pelo de la tupida cabeza, solamente porque se cree más fuerte que ella. Y ella lo acepta. Y la gata también lo acepta… Las cuatro gatitas se resignan, el lobito lobezno…, a él le da igual. La conflictiva del show es la quinta gata. Gata-gata. Rara gata, no existen de esas y no deberían existir. Modelo de gata patentada el ’83. No se encontraron más ejemplares… y lejos de ser una gata feliz por ser una gata única, se siente desmoralizada, desmotivada, desgarrada, desganada, desgatada…, sí, desgatada la pobre gata.

Y la idea sigue, ¡ronda! ¿9 milímetros? No. ¿Machete aus Vietnam? No. ¿Bate de Cuerámo o Nogal? No. Ni sabe dónde está.

Estoicismo pues entonces. La quinta gata se resigna, y una vez más supura gotas horrendas y los surcos se hunden más y más. Siente que a veces se puede ver hasta el otro lado. Pero no. Sabe que miente -se miente- a sí misma, solamente para durar un poco más. ¿Dónde? ¿Durar dónde?



Acá.