24 oct. 2010

Paralelo I


Hoy no está apaleada como los demás días.

Es increíble cómo una persona puede cambiarle el ánimo y quitarle las ganas de seguir o parar, de decir o callar.
Se ha dado cuenta (de una cosa que ya sabía) y es que odiar no la lleva a ningún lado, es más, la “deslleva” (entiéndase como usté quiera).

Su vida anda a tropezones porque ella quiere y permite, y de ninguna manera pretende dar un discurso sobre estar bien y tratar de sacar conclusiones de circo como Og Mandino y esos charlatanes que no lee, aunque probablemente algún día lo haga… Solamente escribe hoy porque puede, y porque le da la gana (no quiere ser violenta, pero…)

Lo único que la motiva ahora son las horas que le quita a los días y en las que espera para sentir sus pies a su lado y el aliento en su cuello; esperar esas veces de tardes largas con refrescos enlatados y películas de culto…, incompletas las muchas veces, interrumpidas por jadeos y llantos (no importa el orden), la verdad es que ya no importa el orden. Se le dibuja una sonrisa al imaginar esos inmensos Molles rosados y violetas cruzarse por ambos en caminos hechos para bicicletas, y las reflexiones sobre ser dueño del tiempo y las horas, citando a Cortázar…

Hoy no se siente peor que ayer o los días anteriores, hoy piensa que comienza a entender la importancia del porqué de los misterios de considerables cuestiones y a aplicar eso de que: “la felicidad está hecha de pequeñas cosas”, porque si a Dios le diera la gana, hoy no despertaba, ni antes, ni en dos semanas, y si Dios no hubiese querido, no estaría pasado por eso ni aquello, ¿no?


12 oct. 2010

de los arrebatos de octubre

No estoy bien. Me he resfríado como perro con Distemper de 8 semanas. Estoy pataleando en mi cama, viendo programas de farándula, tomando cocoa con leche y comiendo (por deber) asuntos sumamente azucarados.
No voy a clases desde hace unos días, y hoy me di cuenta de que no cacho lo que debo de hacer en un trabajo final (muy complicado) y pienso que -eventualmente- terminaré copiando algo de poca monta porque mi mente se está muriendo. No sé si por el resfriado, o por ver programas faranduleros o por tomar cocoa con leche. No sé si es porque me cansé de este pueblo, si porque me gustan los perros como los gatos, o porque odio a varias personas. No sé, no sé. Lo que sí se, es que mi mundo se llena cada día con un poco más de imbéciles (o de cuestiones imbéciles) como lo que vi hace un rato (esperen que adjunto imagen).


Oh my Gatt


Claro, como estoy hueveando desde hace unos días, me pongo a ver estas idioteces en las redes sociales que hacen que odie un poco más la vida y me obliguen a analizar más a la juventú.
Esa imagen -probablemente- ya la han visto; pero se trata de una fiesta denominada "Golden Rain" cuyo fin es beber y beber cerveza mientras se danza denso y evitar el pipi room para descargar la rubia bebida por todo el tratco urinario que poseemos como seres superiores. WTH? Aja, en realidad ese es el fin de esta fiesta... A continuación un diálogo adaptado entre dos chicos en la misma: (léase con acento boliviano).

- Brooo!!! Que mierdaaaa broooo, tengo que mearrr!!!
* No mames socio, no podemos mear o se van a cagar todos de risa hermano, aguantateee!!!
- Cabrón, es que me meo, hermano nooo, ubicas que me he tomado 6 chelas sin parar? Me voy a mear.
* No huevooon, te van a ver los changos y te van a putear!! Ni que fueras minita pues cabrón, no seas maraco hijodeputa!
- Tienes razón... Uhh miralo al Fulano ya se está meando ahí afuera!!!
* Pero es que el Fulano es un gay de mierda huevón, vos y yo somos ley hermano, ya se te va a pasar, luego meas huevón!!!
- Bueno brooo, que buena fiesta OH MY FUCKING GOOOODDDD!!!!

Es más o menos como se darán las cosas... Quisiera que vivan en este pueblo un mes de sus vidas y saldrían corriendo! Maldigo el día en que me volví para acá... Detesto casi todo lo que cirunda por esta cutre ciudad y a sus habitantes medio bestias; y envidio a todos mis amigos que se han ido (seguramente me iré), pero uff, necesito el desahogo de los martes por la tarde cuando se sufre como perro con Distemper de 8 semanas...

Resumen ejecutivo:
En mi pueblo no hay lugares de esparcimiento libre que sean decentes (excepto uno que otro bar).
En mi pueblo predominan los idiotas que bailan al son del "punchis punchis" sin saber qué están haciendo.
En mi pueblo predomina el alochol y las drogas antes que un buen café y una charla por la tarde...

Conclusión:


Me tengo que ir.