10 may. 2012

Mujer Langosta



¿Y si te digo que si pero no estoy seguro?
Si te beso la nariz -suavito-, y lo tomas como un sí, y si la frunzo y te miro fijo y lo decodificas como un no, en realidad, ¿qué te quiero decir?

No sé si tú estás más confundida que yo, o es que yo sobrestimé tu jugada magistral.
Entraste en mi vida con patada voladora, repitiendo frases de borracha que ahuyentaran cualquier mal presagio y mala conciencia para con tus ventosas pegarte en mis huesos desgeracionales... Me dijiste que si, nunca que no.
Me tomaste de la mano en la lluvia de Abril, en el botesito de Abril, bajo el paraguas de Abril, ¿para que en Mayo me des las negativas del mes?
Estás loca. ¡Loca como solo vos sabes que estás!
Loca como te lo recuerda la mañana cuando te levantas y cuando, -con la misma indiferencia- te acuestas.
Si te beso esta bien, si no te beso no te quiero, -desde tu lógica kafkiana-, el cambiante soy yo. Pero no te miras, ninfa mujer, mujer ninfa, que con cada estallido de humor ¿me y te confundes más? Si recorro tu columna con mis dedos de arriba para abajo, es que te quiero pero si lo hago de abajo para arriba ¡soy un monstruo insensible!

¡¿Mujer, mujer, quién te habrá subestimado?!

Si te beso el cuello y cubro tus heladas manos con las mías tibias, soy un santo, pero si olvido darte el abrazo de ley (de cada cinco minutos), mutas -magníficamente- en ese animalote que adoro, pero que adoro no sé si por miedo ¡o por pura vocación zoológica! Y ya va, te vas a ofender de nuevo. No, no eres un animal mujer, eres un animalote que muta entre divinas alas de cristal hacia cuernos de Fauno salvaje, pasando por pieles tétricas de reptiles pesados, encorvándose a la figura magnífica de una Sirena que -de pronto- se convierte en una feroz langosta.

Mujer, mujer, dame tiempo, dame chance, que si digo que quiero estar contigo, es porque quiero estar contigo. Que si te acaricio la columna al revés es porque me gusta sentirla en ambas direcciones, y si te digo que eres bella es porque lo eres, y si te digo que todo va a estar bien, es porque estás conmigo, y conmigo estás bien.